martes, 14 de febrero de 2012

San Valentín.


Como ya os anunciábamos esta mañana, hoy publicamos dos posts por ser San Valentín, el primero era la receta, y el segundo es este. Hemos decidido poner alguna foto bonita que simbolice el amor, pero hemos añadido alguna que nos a parecido interesante o distinta a lo que estamos acostumbrados a ver. Todas son sacadas de internet menos las últimas, que luego os decimos de donde las hemos sacado.
Y como no queríamos que solo fueran fotos, vamos a añadir un texto escrito por una de nosotras.



Ese cómodo sillón azul marino, colocado, supongo que adrede a la derecha del sofá de siempre, esa tele que nos regaló el simpático vecino, esas botellas llenas de alcohol, seguramente del barato, esos vasos de plástico colocados cerca del sofá, esa silla aparentemente normal, pero que en el fondo esta llena de recuerdos, esos plásticos de comida que no dejan ver el parqué, esas paredes blancas, pero que ahora estaban llenas de innumerables graffitis, esa lampara que cuelga con todos sus detalles, esa mesa transparente que gracias a ella podrían cogernos a todos las huellas dactilares a la perfección, ese jarrón con las flores igual de mustias que siempre, esa ventana que da a la misma aburrida calle de siempre, que nunca nadie pasa, y ese cigarro escondido que solo sabias tu donde estaba.


Ahí estas, tumbado en la cama de tu habitación, tienes los cascos puestos y la música está altísima, tan alta que hasta yo puedo oír lo que retumba en tus oídos. Yo estoy de pie, en la puerta de tu habitación, tú no sabes que estoy ahí, tienes los ojos cerrados, y estas inmerso en tu mundo, así que decido tumbarme contigo en la cama, a tu lado. Tú al notar que estoy contigo bajas la música de tus cascos rojos que te tapan toda la cabeza, me empiezas a hablar pero yo solo te digo que subas la música, porque yo también quiero transportarme a tu mundo, te digo que te veo tan bien que no quiero que esto acabe nunca, así que subes la música, pero esta vez todavía más alta. Ahora si los cascos no estarían hasta los vecinos de enfrente podrían evadirse. Pero en realidad aunque el tiempo para nosotros no pase estamos ahí, un día cualquiera, tumbados los dos en la cama, transportados los dos al mismo lugar, pero mientras tanto forever young de fondo.











Esta es mi preferida. Para mi, este a sido el beso del año. Me enecanta ver como dentro de la guerra siempre queda algo de amor. El chico de la foto comento que su novia estaba muy alterada y le dió el beso para tranquilizarla.














Las tres fotos que vienen ahora, las he sacado de la página web de un fótografo. Si quieres ver sus fotos pincha aquí. os las recomiendo.




Y estas dos fotos son hechas por nosotras. Esperamos que os gusten



Que disfrutéis mucho lo que os queda de día.
Lovely Vintage.


No hay comentarios:

Publicar un comentario